¿Cuándo vender mi empresa?: Algunas reflexiones

La posibilidad de vender una (parte de) una empresa, llegado el momento es una de las más importantes decisiones en la vida empresarial y posiblemente económica de un empresario. Habitualmente, el empresario es inexperto en el proceso de venta de empresas y, además, una venta de empresa bien hecha consume muchos recursos puesto que el vendedor debe atender no sólo a las exigencias del “deal” sino también centrar una buena parte de su atención y esfuerzo  a la buena marcha de la empresa. Por ello, profesionalizar el proceso es clave para el éxito de la operación.

No obstante, no siempre se le da importancia a un paso previo que es analizar si se debe proceder a la venta de la empresa. La realidad demuestra que toda compañía tiene un momento óptimo para ser vendida, y es vital esforzarse en conocerlo y ser conscientes de ello para que la operación cumpla con todos los objetivos financieros y vitales de la familia. La ausencia de un sucesor adecuado, el potencial agotamiento futuro del negocio o del sector, las dificultades familiares, las peleas entre socios, la falta de capital o de financiación, entre otras, son situaciones que pueden indicar la necesidad de proceder a la venta del negocio antes de que el mismo pierda todo su valor por no poder capear a tiempo las dificultades Es decir, el momento de decidir vender o no, no siempre viene definido por la situación financiera o comercial del propio negocio, muchas veces tiene que ver con la situación vital del propio empresario y de su entorno.

En este sentido, he estado reflexionando sobre un artículo publicado por Genspring Family Offices que señala resumidamente tanto las consideraciones financieras como no financieras a plantearse para poder decidir sobre la posible venta del negocio. La segunda parte del artículo, en lo que respecta a las consideraciones no financieras comienza:

Even though the financial considerations of a possible sale can seem complex, the non-financial considerations for many families are more challenging. After many years of hard work and sacrifice, a business represents much more than a financial asset. The business itself may be part of the family’s identity.

The family often sees its role in the community in terms of its business. They harbor a sense of duty to employees and their families. They use the business to express their community involvement through economic development and work with charities and other groups. Consequently, their role in the community is linked with their business activities.

To Sell or Not to Sell: Considerations of Family Business

El momento de la venta de una empresa, no es una decisión que se deba dejar al azar o a sentimientos. La mente debe mantenerse fría para decidir cuándo es el mejor momento para vender tu empresa, pero el artículo remarca dos cuestiones que a mí siempre me han parecido muy relevantes cuando he comentado con un empresario la posibilidad de vender su negocio (estas consideraciones me he dado cuenta que son totalmente traspasables a altos directivos que quieren dejar sus posiciones para vivir una vida más tranquila con sus familias):

– ¿Está tu legado o tu autoconsideración ligada al negocio? O dicho de otra manera, ¿el negocio (o tu empleo) son la medida de tu autoestima y por lo que (crees que) se va a valorar tu trayectoria vital cuando ya no estés?

– ¿Sabes qué vas a hacer con tu tiempo cuando no tengas las exigencias de un empleo o de un negocio altamente exigente? El corolario de esta pregunta, como siempre señalo, es que el tiempo libre es MUY CARO, porque la forma más fácil de rellenarlo para alguien con un gran patrimonio es gastando, por lo que las necesidades de liquidez recurrente suelen incrementarse tras un evento de venta de empresa (o salida incentivada de un alto directivo). Por ello, suele ser conveniente tener proyectos vitales a medio y largo plazo que ocupen nuestro tiempo y nuestra mente.

Espero que estas reflexiones sean de utilidad a quienes se encuentren en estas situaciones.

Por supuesto se aceptan comentarios y, si te parece interesante, COMPÁRTELO.

Mayo 2015

Anuncios

Asesores independientes y banca privada

Ayer leí un artículo de hace un par de semanas de la web http://www.fundspeople.com sobre las relaciones entre los asesores financieros independientes, principalmente agentes y EAFIs, y las entidades financieras principalmente de banca privada con las que trabajan:

Las bancas privadas son conocedoras de la importancia que tienen los canales indirectos para expandir su mensaje de valor añadido en el asesoramiento y gestión de altos patrimonios a lo largo y ancho de España. Por eso, en el marco del Think Tank BNY Mellon, tres responsables y directivos del negocio de banca privada en España dan su visión sobre la oportunidad que se les abre a las entidades para canalizar parte de su negocio más allá de su propia red y sus banqueros privados en plantilla.

¿Agentes o EAFI? La banca privada analiza con quién ir de la mano fuera de sus redes

A mí me parece que el asesoramiento independiente es el camino que ha de seguir el segmento de banca privada de las entidades financieras si quiere ser algo más que un mero apéndice de la banca minorista / de empresas en el que se “colocan” productos a los grandes patrimonios. Y este asesoramiento independiente, cada vez más debe tender a realizarse a través de profesionales sin vinculación laboral con las entidades financieras, como cautela adicional ante los conflictos de interés.

Dicho esto, no obstante, creo que en el artículo olvidan mencionar a un asesor externo, quizás minoritario y menos importante a nivel de relación directa con la banca privada actualmente, pero que creo que podría llegar a ser una gran vía de apalancamiento comercial para las entidades (entidades financieras, agentes y EAFIs, indistintamente) si se manejase y desarrollase adecuadamente: el prescriptor (principalmente abogados, asesores fiscales y multi family offices) que puede aportar conocimiento comercial de forma recurrente, sin entrar en conflictos comerciales con la entidad por ser negocios totalmente autónomos y con un coste fijo prácticamente nulo para dichos operadores principales en el segmento de banca privada (las propias entidades financieras, los agentes y las EAFIs)

Por supuesto se aceptan comentarios y, si te parece interesante, COMPÁRTELO.

Mayo 2015

La relación de un family office con sus clientes

Mientras sigo “rumiando” una nueva entrada de planificación fiscal, no he podido resistirme a compartir un artículo estupendo de la web www.abctradernews.com sobre las relaciones entre los clientes y los family offices.

Visión, liderazgo, transición, gobernanza, seguridad financiera, gestión de riesgos, integración de la información y sostenibilidad y formación son los ocho aspectos en lo que las familias esperan colaboración por parte de sus family offices, según se desprende del estudio que Family Office Exchange (FOX) presentó en Miami con motivo de la celebración del FOX Wealth Advisor Forum, que reunió a más de un centenar de representantes de family offices en el hotel Biltmore.

Que la visión, misión y valores de la firma estén en consonancia con los suyos, que su oferta de servicios esté alineada con sus necesidades y que sus acciones e interacciones soporten estos valores, son el primer deseo las familias. […]

Las 8 peticiones de las familias a sus family offices

(el original parece que viene de fundssociety)

Como se puede ver, y a mí me ha asombrado mucho, más allá de los conocimientos técnicos (que se dan por supuestos en este negocio) las familias suelen pedir a sus asesores una gran implicación en el propio funcionamiento y dirección estratégica de la familia y de sus objetivos a largo plazo. Es decir, un verdadero “asesor de cabecera”.

Por supuesto se aceptan comentarios y, si te parece interesante, COMPÁRTELO.

Mayo 2015